:: Alcalinos VS ácidos, ¿quién ganará?



ALIMENTOS QUE ENFERMAN, ALIMENTOS QUE SANAN

:: Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación consciente. Pero antes de contarte de qué se trata la nota de hoy me gustaría preguntarte: ¿Sabías que en 1931 un Científico recibió el premio Nobel por descubrir la causa primaria y la prevención del cáncer?
:: Según Otto Heinrich Warburg (1883-1970), el cáncer es la consecuencia de una alimentación antifisiológica y un estilo de vida antifisiológico. “La falta de oxígeno y la acidosis son las dos caras de una misma moneda”, aseguraba Otto, quien descubrió que las células cancerosas son anaerobias (pueden vivir o desarrollarse sin presencia de oxígeno) y que no pueden sobrevivir en presencia de altos niveles de oxígeno. Por lo tanto las células sanas viven en un organismo alcalino y oxigenado, mientras que las células cancerosas solamente viven en uno ácido. Warburg indica que “el cáncer no sería nada más que un mecanismo de defensa que tienen ciertas células del organismo para continuar con vida en un entorno ácido y carente de oxígeno”.
:: Cuando nosotros ingerimos un alimento, nuestro organismo lo digiere y dependiendo de la calidad de los nutrientes y/o de los procesos a los que fue sometido en su elaboración, generarán una condición de acidez o alcalinidad al cuerpo. Estos valores se miden con una escala llamada PH, cuyos niveles se encuentran en un rango de 0 a 14, siendo el PH 7,4 un PH neutro.
:: Por eso ahora me gustaría compartir con ustedes la lista de alimentos que acidifican el organismo:
• Azúcar refinada y todos sus derivados.
• Carnes (todas).
• Leche de vaca y todos sus derivados.
• Sal refinada.
• Harina refinada y todos sus derivados (pastas, panes, galletitas, alfajores, etc.).
• Margarinas hidrogenadas o esteresterificadas.
• Gaseosas (todas).
• Cafeína.
• Alcohol.
• Tabaco.
• Medicamentos.
• Cualquier alimento cocido. Cuanto más tiempo lleve la cocción, más ácida resultará la comida.
• Todos los productos industrializados (los que contengan conservantes, colorantes, aromatizantes, estabilizantes, etc.).
:: Ahora pasemos a los alimentos que alcalinizan el organismo:

• Todas las verduras y frutas crudas (algunas son ácidas, pero dentro del organismo se alcalinizan, por ejemplo el limón tiene un PH aproximado de 2.2, cuando lo consumimos se alcaliniza).
• Semillas (recordá que las pequeñas si no las activas correctamente, sí o sí las tenés que moler).
• Cereales integrales y legumbres: El único cereal integral alcalinizante es el mijo, todos los demás son ligeramente acidificantes. Pero los germinados son muy alcalinizantes.
• La miel es altamente alcalinizante.
• La clorofila de las plantas (de cualquier planta) es altamente alcalinizante (sobre todo el wheatgrass y el aloe vera).
• El agua.
• El bicarbonato de sodio.
• El ejercicio oxigena todo el organismo.

:: Vale la pena aclarar que lamentablemente el estilo de vida moderno hace que diariamente la mayoría de los argentinos consuman un 90% de alimentos que acidifican al organismo. Por eso dejame recordar que el padre de la medicina, Hipócrates, decía: “que el alimento sea tu única medicina y que tu medicina sea el alimento”.
:: Espero que a partir de ahora tomen en cuenta algunos de estos consejos. Gracias por seguir eligiendo alimentarse con el corazón y no tanto con los ojos. Para mayor información los espero en www.pablitomartin.com.ar. No se pierdan mi segundo libro “Detrás de los alimentos” donde hablo sobre este tema y muchos otros. ¡Hasta la próxima!

:: Pablito Martín. Chef – Periodista. @PablitoCocina

Video para ver: http://youtu.be/YQgQvDdqIm8

:: Brotes de lenteja

Elementos necesarios

Lentejas: 5 cucharadas.
Agua filtrada o mineral: cantidad necesaria.
Frasco de boca ancha, gasa y bandita elástica.


Procedimiento

Esto es más fácil que contar hasta tres…
Lavá las lentejas, ponelas dentro del frasco y tapalo con la gasa y la bandita elástica. Llenalo con el agua filtrada o mineral y dejá las lentejas en remojo durante 18 horas.
Enjuagá las lentejas, sin sacarlas del frasco. Dejalo inclinado a 45º con la boca para abajo (ayudate con un recipiente) en la mesada de la cocina. Enjuagá las semillas de dos a tres veces por día si estás en invierno, pero si estás en verano duplicá los enjuagues.
Al cuarto o quinto día, repetí el procedimiento del enjuague, pero cerca de una ventana o en contacto directo con la luz del sol, así se forma la clorofila.
Al otro día ya podrás comer los brotes.
Conservalos en la heladera no más de 15 días.

Receta extraída de mi segundo libro “Detrás de los alimentos”. Editorial: TETRAEDRO.

:: Pablito Martín. Chef – Periodista. @PablitoCocina


Comentarios

Entradas populares