Las algas marinas, una excelente opción para reemplazar carnes y lácteos

Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación consciente. Estamos en una estación del año en la que a muchos se les acaban las ideas para cocinar. Quizás porque creen que solo podemos comer frutas y verduras, o porque las legumbres se consumen solamente en invierno. Por suerte el abanico de opciones es amplio y hoy quiero contarles sobre uno de los productos menos consumidos por los occidentales pero que contiene, por ejemplo, entre 10 y 20 veces más minerales que las verduras terrestres. Damas y caballeros con ustedes las algas marinas y de agua dulce.

Estos vegetales crecen tanto en aguas saladas como dulces, y su tamaño varía desde las microscópicas (spirulina) hasta el ser vivo más grande del planeta (kelp). Son especialmente ricas en yodo (escaso en los vegetales), magnesio, calcio (por cada 100 gramos, las Hiziki tienen 1400 mg, mientras que la leche vacuna 225 mg), hierro (las Hiziki poseen 29 mg y la carne vacuna tan solo 2,7 mg), potasio, selenio, manganeso, zinc, y cobre. Por si todavía no llegué a impresionarte, contienen una buena cantidad de proteínas (en la Nori encontramos 35,6 grs y en la carne vacuna 22 grs) con la presencia de todos los aminoácidos esenciales. Y la gran noticia es que su contenido en grasas en muy bajo. Por eso a la hora de pensar en un buen remplazo de las carnes y lácteos, las algas marinas deben ser una de las primeras opciones.

Estudios realizados en la Universidad de España demostraron fehacientemente que una ingesta diaria de algas ayuda a combatir el cáncer, especialmente el de colon, mamas e intestino. Por otro lado en Japón, donde el consumo de algas es elevado, se observa que los casos de hemorragia e hipertensión son escasos.

Espero que a partir de ahora tengan en cuenta estos datos. Recuerden que "somos lo que comemos, y lo que hacemos". ¡Hasta la próxima!

Pablito Martín. Chef – Periodista
www.pablomartinchef.com.ar
www.productospm.com.ar

Comentarios

Entradas populares